Por Male Oneglia / Una década después de sancionada la  Ley de Educación Sexual Integral,  su aplicación real en las escuelas argentinas es una materia pendiente para los gobiernos. Denuncias sobre recortes en el área a nivel nacional, y la situación en la provincia de Santa Fe.

Todavía me acuerdo, tenía 8 años y entraba con mis compañerxs de grado al aula multiuso de la escuela primaria… deberíamos haber sido alrededor de 25, todxs entre los 8 y los 9, nos iban a hablar de sexualidad. Entre risas, chistes y cargadas esperábamos al “doctor X” – papá de uno de mis compañeritos – quien entra con su maletín y con todo su saber y, como es debido, nos separa en dos: “las nenas con las nenas, los nenes con los nenes”, casi como al ritmo de una canción. Y así, nuestro médico amigo – varón, blanco y heterosexual, por supuesto – nos explica cómo lavarnos nuestras partes íntimas (“separen labios mayores de menores…”) y cómo “prevenirnos de ‘contagiarnos’ de SIDA” – sí, así sin anestesia, a lo bestia –. Muchas ni siquiera nos enteramos de lo que a nuestros compañeros varones les habían dicho. Las carcajadas previas a la charla informativa se apagaron como una radio y la saturación de la imagen nos dejó las caras rojas de vergüenza. Yo no tuve ESI, y en la educación sexual pre-ESI sólo se pensaba al cuerpo en relación a su dimensión biológica y desde una óptica preventiva: te prevenían de que “te agarres SIDA, de que te vuelvas puto o torta, de que te embaraces sin querer” y como ya dice el dicho que marcó la educación sexual de muchas generaciones (y en muchos casos sigue haciéndolo) “mejor prevenir que curar”.

Nuestro médico amigo – varón, blanco y heterosexual, por supuesto – nos explica cómo lavarnos nuestras partes íntimas (“separen labios mayores de menores…”) y cómo “prevenirnos de ‘contagiarnos’ de SIDA” – sí, así sin anestesia, a lo bestia

Mejor prevenir que curar”… nefasta premisa repetida hasta el cansancio como un padrenuestro antes de dormir. Nos educaron en una sexualidad para la vergüenza y es acá donde la ESI viene a cambiar el paradigma, viene a revolucionar la norma, es acá donde el potencial transformador de la ESI se hace patente…

Pero ¿de qué hablamos cuando hablamos de Educación Sexual Integral? La ley 26.150 de ESI – como se la conoce en los pasillos – sale a la luz en octubre de 2006, gracias a y producto del reclamo, la lucha y la organización de colectivos de mujeres, feministas y LGBT que creyeron que educar en sexualidad desde la perspectiva de la integralidad tenía que ser obligatorio y, además, que el Estado debía hacerse cargo de ello.ESI 3

La ESI sale a la calle

“Para poder decir ‘Ni una menos’ hay que defender la Educación Sexual Integral” es el título que encabeza el documento firmado por una multiplicidad de organizaciones y personas a título personal que, allá por el mes de julio, comenzó a circular por las diferentes redes, alertando el embate contra la ESI…el embate del macrismo y sus aliados político-partidarios desde que asumieron al gobierno, claro está, porque una parte de la Iglesia Católica empezó su cruzada contra la ley hace ya unos años con su famosa “educación para el amor”…

A nivel nacional, el panorama respecto a la ESI no es alentador: despidos, contratos no renovados, quita de presupuesto, materiales en los cajones, en la basura o en cualquier lado menos en camino a las escuelas… es más, el presupuesto enviado al Congreso para 2017 no contempla a la ESI en ninguno de sus puntos. El mensaje es claro: la ESI, para este gobierno, no debería existir.

A nivel nacional, el panorama respecto a la ESI no es alentador: despidos, contratos no renovados, quita de presupuesto, materiales en los cajones, en la basura

En nuestra provincia, el Ministerio de Educación tiene su propio Equipo desde 2008, y hoy cuenta, – aproximadamente – con 50 miembros. Alguien del staff nos cuenta que el trabajo de este año, se focalizó en un dispositivo de capacitación virtual del que participaron 200 escuelas secundarias de toda la provincia, dos mil docentes y un encuentro presencial con docentes y estudiantes de los 19 departamentos, tomando a la violencia hacia las mujeres como eje transversal. Según el discurso del Ministerio, casi todas las escuelas pasaron por los dispositivos ESI.

Sin embargo, y a pesar de que los números sean casi redondos y las estadísticas no sean reales, la implementación de la ESI no es sistemática ni está garantizada, la situación es muy despareja y en muchos casos, su aplicación queda librada a la buena voluntad docente y la predisposición y habilitación de lxs directivxs.

La implementación de la ESI no es sistemática ni está garantizada, la situación es muy despareja y en muchos casos, su aplicación queda librada a la buena voluntad docente

Lxs docentes reclaman más capacitación en servicios, presenciales y continuas en el tiempo, y es que preguntarse/nos por la sexualidad no es algo que pueda tomarse a la ligera… nos cuestiona, nos genera contradicciones, rechazo, nos pone de cara a nuestros tabúes, prejuicios y limitaciones… hablar de sexualidad nos incomoda y por eso, la ESI es necesaria.ESI 4

En el ENM se articuló un Frente Popular y Feminista en Defensa de la ESI, y la ESI salió a la calle y está copando las plazas y los parques por una educación libre, laica, contra lo homolesbotransbifobia, que repiense los roles de género y contemple la sexualidad en todas sus dimensiones, entendiendo que la sexualidad sucede más allá de nuestra dimensión biológica y que el deseo y el placer también son parte de ella.

La educación en sexualidad es un campo de batalla, defender la ESI es nuestra tarea. Contra los embates del macrismo, del machismo y del patriarcado, nos ponemos la camiseta de la ESI por una sociedad vivible para todxs.

 

1 Comment

  1. Los tiempos para que la ESI se implemente luego de una formación no son mágicos. Lleva un tiempo de reflexión personal, absolutamente personal, para que las prácticas cotidianas se modifiquen.
    Estoy de acuerdo en que si los equipos directivos no apoyan el proyecto, se diluye en la decisión individual áulica. Pero eso no le quita valor al trabajo que se lleva adelante en Santa Fe. Si es sistemático y responde a una política de justicia territorial llegando a todos los departamentos de la prov.

Deja un comentario