Por Leandro Barticevic / Dos clásicos del escritor y dramaturgo mas loca del condado. Los textos que dieron lugar a una obra de teatro, un libro y  forman parte de la primera antología LGTBI de de Santa Fe.

1

Quiero estar tirado todo el día invocando el aliento a pucho en mi nariz que sale de tu boca. Quiero estar tirado todo el día y dejar que me chupes todo el cuerpo mientras pienso en ese auto de locademiadepolicia que me regalaron en la navidad del 92, cuando era un popurrí que corría por el patio enjaulado.

Vos con el pelo largo, salvaje, una mezcla emo-pumk-rock-villera, es de las imágenes más hermosas que me dejó el año. El viento que te revuelve el alma, clima de tormenta, nosotros estamos en el balcón, el porro está en tu boca. Te deseo el porro en tu boca, o te desea la boca con el porro. Las dos cosas las quiero en mí. Quiero tu boca, y luego el porro o ambas simultáneamente si pudiera.

Tu panza es morena y es otro mambo también, más si la miro después de pitar el porro que antes estuvo en tu boca. Te quiero sobre mí. Todo el día, quiero tu aliento a faso en mi nariz, quiero todo lo que exhale tu cuerpo. No me da asco. Ahora estamos en el balcón y volamos.

2

Comer sobre la bacha de la cocina para no ensuciar el piso con migas es de mis trastornos obsesivos-compulsivos que más disfruto. Más aún cuando recién termino de limpiar el depto entero y estoy solo. Entonces miro con tanta fascinación el parquet con su olor a Blem y recuerdo que ayer el piso fue el santuario que remplazó a la cama, cuando nos cansamos de las aristas del colchón y caímos en el cliché del erotismo desenfrenado pero marketinero del amor. O la vez que me apretabas la cara contra los azulejos del baño exigiéndome que le mire los ojos a dios y yo por dentro solo quería que se abra un portal entre el inodoro y el bidé que me sacara de este monoambiente c/patio, muy luminoso, cocina separada, placard, acceso por escalera/ bajas expensas. Pero no. Nada de eso pasó y ahora estoy acá, solo, comiendo sobre la bacha de la cocina. Pensando en repasar un poco más el piso, porque nunca es suficiente.

Los textos aquí publicados fueron utilizados para la obra de teatro Quiero que gustes de mi , también aparecen en el libro “Que la felicidad no sea este amor de verano” publicado por Fiesta Ediciones, y forman parte de la Antología “Disentires” de Turba Ediciones

Imagen: Ali Franco

Deja un comentario