Por Martín Paoltroni / La ex-funcionaria explicó que su salida es resultado de un largo proceso, y aseguró que no está vinculada al travesticidio de Pamela Tabares. 

Noelia Casati confirmó su alejamiento del Área de la Diversidad Sexual de Rosario, luego de 10 años al frente de la oficina municipal. En diálogo con La Tetera, la ex funcionaria explicó que su salida es resultado de un proceso en el cual había acordado permanecer en el cargo hasta que se implementara el ingreso de  cinco personas trans al estado en el marco de la ordenanza de cupo laboral.

Por otra parte, señaló que en reiteradas oportunidades había solicitado avanzar “en la conformación de un equipo de trabajo” y reconoció  problemas presupuestarios. En tanto, expresó que más allá de algunas diferencias, considera  importante avanzar en la renovación del espacio, aunque por cuestiones legales evitó referirse a quién la reemplazará en la coordinación.

También se encargó de dejar en claro que su salida “no tiene nada que ver con la muerte de Pamela Tabares”, la travesti que fue asesinada el miércoles por la madrugada en un camino rural de la localidad de Perez. Al respecto manifestó su profundo pesar por el travesticidio, y bregó por el pronto esclarecimiento del caso.

Para finalizar, Cassati subrayó algunos “logros” de su gestión como los tratamientos con hormonas y las cirugías para personas trans como resultado de la ley de Identidad de Género, la implementación de los campos de latex para lesbianas y bisexuales, y el lanzamiento del servicio de acompañamiento a las infancias trans: “hicimos mucho, pero todavía queda mucho por hacer en materia de políticas públicas”, concluyó.

Deja un comentario