Por Laura HintzeEl subsecretario de Diversidad Sexual analizó la situación del colectivo trans en la provincia de Santa Fe, y reiteró que se presentarán como querellantes en la causa que investiga el travesticidio de Pamela Tabares.

“Más allá de las hipótesis que pueda ir confirmando el fiscal, creo sinceramente que desde ya las condiciones de vida del colectivo trans tienen una incidencia importante para explicar el asesinato de Pamela”. El Subsecretario de Diversidad de la provincia de Santa Fe, Esteban Paulón, dialogó con La Tetera sobre el travesticidio de Pamela Tabares y remarcó una y otra vez que el Estado es responsable, que será querellante en la causa, que más allá de todo lo que se viene haciendo, todavía no es suficiente.

Paulón se plantó con seguridad desde los dos lugares que ocupa: representante del Estado e integrante del colectivo. “Entiendo el enojo y la impotencia que sienten las compañeras ante una muerte que debería haberse evitado. Por eso me parece importante estar, no sólo que la provincia se involucre en la querella de la causa para poder impulsar y sostener la investigación, sino también salir a dar la cara. No me arrepiento para nada de haberlo hecho, porque creo que era lo que correspondía porque Pamela era una persona de mi colectivo”.

“Entiendo el enojo y la impotencia que sienten las compañeras ante una muerte que debería haberse evitado”.

En ese sentido, remarcó que la responsabilidad del Estado está también en que se haga justicia. “La acción reparadora del Estado tiene que ver con que se haga justicia. Tenemos una responsabilidad en eso y por eso queremos estar presentes. Y con esto no intentamos evadir responsabilidad ni lavar culpas, sino que buscamos que la acción reparadora que existe en un sistema de derecho sea una realidad. En ese caso, a nosotros nos toca la tarea de participar impulsando la investigación”.

paulon 4

Se sobreestimó la capacidad que tienen las leyes”

Paulón subrayó que el asesinato de Pamela tiene que llevar a una reflexión y revisión respecto a las décadas de exclusión, como a las políticas que ahora se están llevando adelante. En esta línea, explicó que la Subsecretaría no había tenido ningún tipo de interacción con Pamela, a diferencia del Área de Diversidad de la Municipalidad: “Hay que pensar en nuestra coordinación. Las políticas provinciales son nuevas y las de la Municipalidad están instaladas desde algún tiempo más, pero la verdad es que tenemos que mejorar un poco esa coordinación aprovechando los recursos que haya en cada uno de los niveles”.

Tenemos una responsabilidad en eso y por eso queremos estar presentes. Y con esto no intentamos evadir responsabilidad ni lavar culpas, sino que buscamos que la acción reparadora que existe en un sistema de derecho sea una realidad.

“Evidentemente, en algún momento se sobreestimó la capacidad que tienen las leyes. Y uno dice que bueno, ya está la Ley de Identidad de Género, ya tienen el documento, ya se resuelve. Y no, porque las barreras para el acceso al empleo, salud, vivienda, educación, siguen estando. Lo que siguen faltando son esas políticas públicas”, señaló. Además,  remarcó que después de la sanción de la ley, fueron muy pocas las políticas públicas que impactaron positivamente en el colectivo. Y en ese sentido, destacó que el cupo laboral trans es una conquista pura y exclusiva del movimiento: “Fue gracias a la lucha de las organizaciones”.

Políticas públicas para la diversidad

La Subsecretaría de Diversidad Secual de la provincia comenzó a funcionar con la gestión de Miguel Lifschitz, en diciembre de 2015. “En este tiempo histórico nos toca implementar políticas públicas por primera vez en una escala relativamente importante. Hay por primera vez una inversión del estado. Ahora, ¿esto soluciona todos los problemas?  Y, en poco tiempo no. Pero sí creo que estamos contribuyendo a que de algún modo vayamos avanzando en un camino de inclusión”.

“Las políticas provinciales son nuevas y las de la Municipalidad están instaladas desde algún tiempo más, pero la verdad es que tenemos que mejorar un poco esa coordinación”.

Paulón dio dos ejemplos del trabajo que se viene realizando en la provincia con la población trans. En enero de este año comenzó a implementarse un programa de becas educativas para que las personas trans vuelvan a la escuela con un incentivo económico. Al día de la fecha, el diez por ciento del colectivo trans está en la escuela. También dijo que el cincuenta por ciento de las personas trans de la provincia forman parte de algún circuito de atención médica en los efectores públicos de la provincia. “Son políticas que lleva un tiempo desplegar, pero que se sostienen. Y en el caso de la salud, ya llegó a la mitad del colectivo”.

En relación a las principales problemáticas, el funcionario  reconoció que el tema del empleo y la vivienda son prioritarios. También el consumo problemático: “Hay una parte del colectivo que quiere empezar a ver cuáles son las posibles estrategias para trabajarlo”. Para finalizar, señaló que  “en la medida que el colectivo trans se piensa como sujeto de derecho, se va situando y autopercibiendo como sujeto social,  empiezan a percibirse estas problemáticas. Eso es lo positivo, por supuesto, y entonces hay que empezar a trazar nuevas políticas públicas para poder encarar estos temas”, concluyó.

 

Deja un comentario