Por Fabi Fernández / Una vuelta por el primer archivo lésbico del país encargado de resguardar la memoria del activismo de lesbianas y tortas argentas. 

Mientras escribo esta nota, entran varios wasup de su protagonista. Le hice una visita a su departamento hace unas cuantas semanas, antes del asesinato de Pamela, antes del asesinato de Ayelén. Por esos días se iba de viaje a ver a Ilse Fukova, nuestra mostra lesbiana por antonomasia y por eso apresuramos el encuentro. Luego pasaron las semanas, y la realidad nos apabulló sin piedad y sin respiro. Amalia Salum es una de esas tortas que con solo su presencia te referentea la grupalidad, la reunión o la tortez.

Últimamente anda con cara de pocxs amigxs. Hace unos días nos tomamos una cerveza y coincidimos que en que la única solución sería tomar las armas, pero rápidamente me disuadieron. A mí. Amalia vive cerca de todas las instituciones en las que no cree, La Catedral y la Municipalidad. Hablamos de muchas cosas antes de la conversa formal sobre el asuntillo que me llevó hasta calle Urquiza. Hablamos de la vida, de lo inesperado, de otras tortas (amamos a la Peralta), de llegar a viejas (más viejas), de como acompañaron a Ilse y Claudina, de los desamores familiares.

“El archivo es una fuente de herramientas, y por eso es un trabajo maravilloso” dice Amalia cuando le pregunto por Potencia Tortillera, el archivo lésbico (los archivos, las historias, las memorias), de todxs nuestrxs deseos. “Es como tener un banco de carpintero, lleno de herramientas, para hacer cosas. Cuantas más cosas hagamos, más herramientas necesitaremos, y mejor sabremos usarlas”.

el temor está en tus ojos

Potencia arrancó en el 2011 como un blog, y se presenta a sí misma como: “Archivo documental digitalizado del activismo lésbico, conformado por producciones gráficas y teóricas, registros fotográficos y sonoros, encuentros reflexivos y acciones callejeras de grupos y activistas lesbianas de diferentes momentos históricos, múltiples posiciones políticas, y diversas geografías de Argentina. Está en permanente construcción, recibiendo nuevos aportes y colaboraciones”.

“Es como tener un banco de carpintero, lleno de herramientas, para hacer cosas. Cuantas más cosas hagamos, más herramientas necesitaremos, y mejor sabremos usarlas”.

Amalia se siente orgullosa de pertenecer al mismo grupo que una vez pensaron Potencia: Fabi Tron, María Luisa Peralta, Valeria flores, Gabriela Aldestien, Canela Gravila y Ceci Marín. “La importancia de lo que se hizo, para que pueda traer una luz a nuestras luchas, a las nuevas generaciones que tienen una formación política y de lucha endeble, porque en los últimos años se salía a la calle a festejar todo el tiempo y no saben tratar con la policía, los riesgos que se corren, como prepararse. Y ahora no es así. Entonces lo que encontrás en el archivo es una fuente de herramientas”. Se apasiona porque comprende que no es solo un registro, sino parte de la historia que constituye a las lesbianas de este lado del mundo.

“La importancia de lo que se hizo, para que pueda traer una luz a nuestras luchas, a las nuevas generaciones que tienen una formación política y de lucha endeble, porque en los últimos años se salía a la calle a festejar todo el tiempo y no saben tratar con la policía, los riesgos que se corren, como prepararse”

Amalia es una de las nuevas seis “archiveras” que retomaron el trabajo de las fundadoras. Hubo un recambio de personas que fue deliberado, como una decisión sobre la importancia que el trabajo pueda ser tomados por otras y otrEs; un desafío a la propia historia de organización activista lesbiana. “Estoy enamorada del archivo” confiesa la torta.  Si bien las archiveras han cambiado, pretenden que no cambie el espíritu del archivo. Aunque seguramente habrá algún estreno apenas se puedan encontrar todas “ao vivo”.

IMG_7487 [Desktop Resolution]

En este momento son siete potencias lesbianas de distintas partes del país, quienes sostienen el trabajo, con una idea federal y representativa de lesbianidad.  Salta, Tucumán, Neuquén, Puerto Madryn, Córdoba y Rosario. Las archiveras tienen edades disimiles, Amalia es la más grande, quizá por ser una activista tardía, según se define. Las más jóvenes son las tucumanas, en los veintitantos, algunas treintañeras, y otras más cercanas a Amalia, pero no tanto. Lo intergeneracional también está garantizado.

Pregunto por los mecanismos de la publicación, si hay algún criterio, alguna fórmula. Me cuenta que cuando entendieron que significaba la palabra “archiveras”, eso lo soluciono casi todo. La primera y única premisa es que, la actividad, el artículo o la publicación que se suba, sean realizadas por lesbianas visibles. Potencia no es un espacio de activismo, no promueve actividades, sino que publica lo que ya pasó”. No hay censura. El material llega al mail, y se postea. Depende ello también del tiempo de las archiveras o la naturaleza de la publicación (archivos en PDF, JPG, Word).

La primera y única premisa es que, la actividad, el artículo o la publicación que se suba, sean realizadas por lesbianas visibles.

También hay traducciones, notas, reseñas o producciones académicas que generosamente son compartidas por otras activistas, esas amores a la vista. “Estamos también evaluando como hacemos el resguardo de nuestro blog, porque puede pasar que un día desaparezca todo, como le pasó a la gente de SinCerco por ejemplo, así que estamos evaluando la idea de comprar un sitio, pero el espacio es totalmente autogestivo así que tenemos que encontrarle la forma, pero este tema nos preocupa bastante”.

Y como hay pila, cuando planean el encuentro de las archiveras, y tal como pasó con las fundadoras, planean que de este espacio surjan experiencias tan ricas, como los Diálogos Críticos del Activismo Lésbico y la Celebración de las Amantes. Eventos mitológicos que ponen de manifiesto “el deseo y la necesidad de encontrarnos”. Por supuesto que ampliar la red es otra de las tareas en permanente construcción, el vínculo con otros archivos digitales, revistas o editoriales. Y así. Acomodando el archivo para nosotras, las que lo consultamos.

Mis posteos preferidos son los que te anotician sobre Rosario, pero no quiero caer en la obviedad. Entre ellos destaco el video de Las Malas Como las Arañas, del I Encuentro Nacional de Lesbianas y Bisexuales del 2008, donde sobre el final Marlene Wayar oficia de casamentera.

Malas Como las Arañas ser feliz es ser cada dia un poco mas tortillera

Fotos, revistas scaneadas, entrevistas, cartas, encuestas, artículos académicos, periodísticos, flyers, videos y links, son parte del tesoro de las amazonas. No descarto colaborar con algún audio de La Frutilla de la Torta o con algún escrito poco ingenioso, que seguramente no será imprescindible, pero si necesario. Como dice Amalia, “La historia se sigue reescribiendo, y creo que ahí está la potencia”.  

Imágenes: Potencia Tortillera

Deja un comentario