Por Diego Bonzi / Breve semblanza sobre “La hipótesis del masturbador imbécil” , la muestra que reúne a 12 artistas que interpelan la  heteronormatividad en un contexto reaccionario que gana terreno en Latinoamérica y el mundo.  

Conspirando en desarmar el mecanismo de una fucking machine, discontinuando la sinergia del acto de penetración rutinaria e inmutable, desarticulando la polea de tracción de una Fordista y repetitiva privatización del deseo; poder ejercido en las representaciones pornográficas hegemónicas, fundado de manera reiterada y constante por el aceitado motor capitalista y mediático.

Ahí se encuentra la curadora Nancy Rojas pensando “La hipótesis del masturbador imbécil” y ahí cobra magistral sentido esta muestra que congrega a 12 artistas activando en esa clave: legitimar otredades sexo genéricas, evidenciar la relación entre pornografía y producción de subjetividades, haciendo dialogar y discutir la biopolítica de la representación porno y queer, como si de un ejército de monstruas se tratase.  Nancy Rojas conjuga obras de la galería más Underground de Madrid, La Fresh Gallery, con obras visuales y textos manifiestos de diferentes generaciones y lugares del país: Rosario, Buenos Aires, Entre Ríos y hasta la patria hermana Uruguay.

Más que una muestra, un planteamiento subversivo sobre la heteronormativa vigente que oprime, coarta y disciplina el gozo. Un gesto necesario en el contexto reaccionario que implica un arraigamiento de rancias derechas en el cono sur, procesos que hacen lobby en el derrocamiento de luchas sociales históricas y forjan debilitamiento democrático y retroceso en materia de derechos humanos.

Un Brasil inserto en una dictadura blanda, con un fuerte avance del fundamentalismo evangélico y un fallo que permite que los psicólogos realicen “terapias” para “curar la homosexualidad”, dando por resultado una estigmatización de carácter patológica. Las protestas reaccionarias en Paraguay respecto a la construcción de género, que afirman está ligado a las características fisiológicas de un individuo, obviando los acontecimientos biográficos y sociales, negándose a la educación de género en las escuelas.

Más que una muestra, un planteamiento subversivo sobre la heteronormativa vigente que oprime, coarta y disciplina el gozo. Un gesto necesario en el contexto reaccionario que implica un arraigamiento de rancias derechas en el cono sur.

Nuestro país con Monseñor Héctor Aguer, en calidad de Arzobispo de La Plata, emitiendo el Decreto N° 096/2017 sobre la educación en colegios católicos que prohíbe la enseñanza de “teorías de género que pretenden negar las diferencias biológicas entre el varón y la mujer” atrasando más de 100 años en políticas de derechos humanos, una ley de educación sexual integral en las escuelas que ya tiene 11 años de su aprobación, pero sigue sin ser realmente implementada.

“La hipótesis del masturbador imbécil” es un ecosistema para deleitarse y conocer productores comprometidos con la poética de las libertades individuales, del post-porno, el BDSM, una suerte de Neobarroco litoraleño, el Tropicamp y el Bondage. Es un descongestivo en la inflamación de la mirada disciplinada, penes de mujer y vaginas de hombres, residuos de la industria, es porno amateur, es aire fresco que entra como bocanada después de un orgasmo.

Artistas: Gustavo Cabrera, Bruce LaBruce, Mauro Guzmán, Brian Kenny, Leo Peralta, Gorka Postigo, Verónica Uguet, Dani Umpi

Manifiestos: Diego Bonzi, Diego de Aduriz, Duen Sacchi y Magdalena de Santo

Diseño gráfico: Rafael Beltrán

Curaduría: Nancy Rojas

Inauguración: 6 de octubre, de 19.30 a 23 hs

Cierre: 23 de octubre

@masturbadorimbecil (instagram)

lahdmi.blogspot.com (activo desde el 10/10)

VISITAS: con cita previa (341 3506344 / nancyrojas.contacto@gmail.com

Deja un comentario