Por Martín Villagarcía / El placer y el morbo del sexo casual se condensan en estas líneas para caer en la espalda del lector en forma de sudor frío. Como un amo que jala la correa de su perro, esta literatura te lleva hasta el final sin querer, pero a la vez queriendo, porque a todas nos gusta el sexo un poquito duro. ¿O no? 

Encontré una foto de un puto atrapado
en un cepo en el piso
con una bota de cuero en la boca
los ojos cerrados con cinta plateada
y le estaban pelando la cabeza.
Dos pajas al hilo le dediqué.
Usted no tiene idea
de lo que es este morbo para mí,
pero NI idea.

 

Camino por la calle mirando para todos lados,
Busco a alguien que esté yirando como yo,
O al que sea.
Me paro en una vidriera y espío a la gente por el reflejo
Mientras fumo una tuca que encontré en el bolsillo.
Uno se para al lado mío y se empieza a tocar la pija.
No lo miro a la cara, no me importa.
El bulto se me va hinchando.
“¿Vamos?” pregunta
Y yo puedo leerle los labios en el vidrio.
Le digo que sí con la cabeza
Y lo sigo hasta la esquina,
Damos la vuelta y caminamos otra cuadra.
Él va adelante, me lleva
Yo lo sigo de lejos,
Pero a medida que nos acercamos
Lo voy alcanzando.
“Es acá”, dice y abre la puerta.
Es un negocio cerrado,
Cuando prende la luz veo que es una peluquería.
Decenas de cabezas de plástico
Con pelucas de todos los colores, estilos y tamaños,
Me miran desde las repisas.
“Chupámela un poco” dice
Y me empuja la cabeza hasta su pija.
Es enorme, casi no me entra en la boca,
Pero no puedo evitar metérmela hasta el fondo.
Me salen lágrimas de los ojos y por un momento me
pregunto
Por qué estoy llorando.
“Dale, sí, seguí” dice
Mientras me acaricia la nuca y me empuja hacia él.
No puedo pensar en nada
Y de repente me llena la boca de guasca salada, espesa.
Toso y escupo todo en el piso.
“¿Qué hacés? ¿Estás loco?” me pregunta
Y me echa a la calle con los dientes todavía pegajosos.

 

tumblr_oh5zmrT3yH1tchtyqo1_1280

 

Afura llueve
pero es sábado a la noche y quiero salir.
Mis amigos no contestan los mensajes
no tengo más ganas de esperar.
Armo dos churros, agarro las pastis
y salgo para Cocoliche.
El 8 va repleto de gente,
todos con la misma energía
viajando hacia el fin de la noche.
Llego y me meto al baño
un tipo le ofrece merca a unos chicos
me pregunta si quiero
y lo dudo por un momento.
No tengo ganas de pensar.
“Gracias” le digo
y le doy un saque.
Me guiña un ojo y se va.
La música suena cada vez más fuerte
es ahora
saco una rola y me la tomo con un trago de agua.
Quiero verme en el espejo
pero está todo empañado.
No puedo esperar más
bajo a la pista y me interno en el sonido.
Las luces giran sin parar
azul y rojo, azul y rojo, azul y rojo
como si estuvieran siguiendo el ritmo.
Los beat se aceleran y se van poniendo cada vez más duros
somos cada vez más en esta orgía musical.
El chico de al lado me sonríe
tiene lentes de sol,
pero sé que me está mirando.
“Tengo keta si querés” me dice al oído.
Quisiera contestarle
pero no puedo mover la boca.
Sonrío y sigo bailando
cierro los ojos
y la música se convierte en el universo.
Estoy poseído.
Alguien me agarra de la mano,
pero no puedo abrir los ojos para ver.
“Inhalá” dice
me tapa una fosa nasal
y aspiro con la otra.
La oscuridad se vuelve colorida
y me borra como una tiza de un pizarrón.

 

tumblr_ovvr20MjBy1tchtyqo1_1280

Estudio un rato con pocas ganas
Preferiría estar calzándome
el collar de perro al lado suyo
y como veo que me ignora
-como corresponde-

empezaría a recorrer toda su casa
en busca de cualquier cosa
que haya usado para olfatearla
lamerla:
ropa
zapatillas
inodoro.

 

Quiero su guasca en el culo
y colocar un dildo o algo así
para que quede todo el día adentro mío
Si prefiere puede acabar afuera
y lo meto con mis dedos
o Ud con los suyos.
Sería un día de gloria
bien lleno del semen de mi amo.

 

Martín Villagarcía nació en 1986. Publicó las plaquetas de poesía Afasia (Color Pastel, 2006), Farsa (Proveedora de droga, 2007), Cómo desaparecer completamente (y nunca volver a ser encontrado) (Color pastel, 2010), Éxtasis (Capicúa, 2012) y Sinergia (Capicúa, 2012); la nouvelle La gira (De Parado, 2012) y el libro de poesía Éxtasis (Eloisa Cartonera, 2014)

Imagen: Martín Villagarcía

Deja un comentario