Por Cristian Alberti / Activistas denuncian que el proyecto corre riesgo de perder estado parlamentario si no se trata antes de fin de año. Alegan falta de voluntad política de los legisladores de Cambiemos. 

El nuevo proyecto de ley de VIH/Hepatitis e Infecciones de Transmisión Sexual que obtuvo un dictamen favorable el pasado 13 de junio en la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados de la Nación,  se encuentra paralizado y corre peligro de perder estado parlamentario si no es tratado antes de fin de año.

Con este proyecto se busca integrar cuestiones sociales, laborales y de Derechos Humanos, como así también contemplar la transmisión vertical y a niñxs y adolescentes nacidxs con vih. La ley vigente fue sancionada en la década del 90 y en la actualidad es ineficaz para responder a las necesidades de la población. Evidentemente no hay voluntad política para avanzar hacia una nueva.

¿Por qué es necesaria?

Después 27 años de la sanción de la Ley 23.798 vigente en la actualidad, podemos decir que la realidad de hoy no es la misma que la de ese momento. Y si bien fue una normativa de gran importancia ya que respondía a urgencias que en ese contexto necesitaban una solución inmediata, también es cierto que la misma fue formulada bajo un paradigma con una fuerte perspectiva biomédica que hoy en día creemos necesario superar. A esto se suma la importancia de dar una respuesta efectiva a la discriminación y estigmatización que en la legislación actual está ausente.

El proyecto presentado es el resultado de dos años de debate y construcción conjunta de distintos colectivos de personas viviendo con vih y organizaciones que trabajan en temas relacionados con Infecciones de Transmisión Sexual (ITS). Presenta una marcada perspectiva social orientada a garantizar los derechos de las personas seropositivas, buscando proteger también los derechos laborales de una comunidad históricamente vulnerada. En este sentido, la ley contemplaría la puesta en marcha de una Comisión Nacional de Seguimiento, en la que tendrían una fuerte participación las personas viviendo con VIH y otras ITS.

Desde hace meses, activistas independientes y organizaciones de la sociedad civil se encuentran llevando adelante manifestaciones y presentando petitorios para reunirse con la Comisión de Presupuesto y Hacienda y de Legislación General de la Cámara de Diputados a la espera de un  dictamen favorable para que se avance hacia la ley. La respuesta todavía sigue sin aparecer y esto habla de la realidad política argentina.

vih 2
Activistas en la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados. (Diario Popular)

Hepatitis, también

En la actualidad los tratamientos para las Hepatitis no cuentan con marco normativo; hay faltantes de medicamentos para hepatitis C, como en algunos lugares del país lo hay también para el VIH y preservativos, producto de las políticas económicas y la perspectiva social del actual gobierno. Muchas personas se encuentran en lista de espera para acceder a los tratamientos para Hepatitis C y/o la cura, cuando ésta debería ser un derecho básico para cada persona viviendo con esta infección, sin tener que esperar a que la inflamación avance sobre el cuerpo.

Por estos motivos la hepatitis se transformó en una de las principales causas de trasplantes hepáticos en Argentina. De sancionarse la ley que hoy está siendo trabada, se incluirán también a las Hepatitis Virales y otras infecciones de transmisión sexual, cubriendo el 100% de su tratamiento y el acceso a medicamentos para las personas que así lo deseen.

 No somos sólo una fecha

Todos los años, cada 1 de diciembre cuando se conmemora el Día Internacional en Respuesta al VIH/SIDA, todxs aquellxs que el resto del año ignoran nuestras vidas, se enteran que el virus existe y se muestran comprometidxs ante la opinión pública. Comprometidxs en cuestiones de prevención, claro está. Las seropositivas venimos mucho después en la lista de prioridades cuando hablamos de vih. Son lxs mismxs que nos responsabilizan a nosotras e intentan hacernos creer que, como no tenemos mucho con el cuidado de una misma, tenemos que cuidar al resto, prevenir, informar y hacer todo lo que hasta ese 1 de diciembre olvidaron, porque jamás fue de su interés aunque esto sea parte de su trabajo.

En el apogeo de la política neoliberal en Argentina, hay nombres y apellidos de los responsables de que el proyecto de Ley de VIH, Hepatitis e Infecciones de Transmisión Sexual no tenga curso y por lo tanto responsables políticos de lo que sucede con nuestra salud. Éste proyecto debe tener dictamen favorable en la comisión de Legislación General que es administrada por el Diputado Nacional Daniel Lipovetzky y por la de Presupuesto y Hacienda, presidida por el Diputado Nacional Luciano Laspina. Vale aclarar que, aunque lo imaginemos, ambos diputados pertenecen al bloque de Cambiemos y forman parte del Gobierno Nacional.

La aprobación de este proyecto es una deuda pendiente por parte del Estado, al que seguiremos exigiendo ésta y otras políticas. Porque es este mismo Estado el que en la actualidad vulnera derechos elementales como el acceso a tratamientos antirretrovirales de personas seropositivas que quieren adherir a algún esquema. Cuando decimos que no hay más tiempo nos referimos a todo esto. Y aunque no les guste y les incomode seguimos existiendo y seguiremos resistiendo más allá de los 1 de diciembre.

Imagen portada: www.aimdigital.com.ar

Deja un comentario