Por Martín Paoltroni / Crónica de una tarde intensa y calurosa: “Mostras de radio” tuvo una nueva emisión a cielo abierto en “El Deleite de los Cuerpos”, el festival de la disidencia sexo afectiva que irrumpe cada año en medio de la heteronorma cordobesa.

Córdoba capital es una ciudad intensa: cosmopolita, reaccionaria y combativa, la gran mole de cemento que se erige en el mediterráneo argento, condensa en sus calles y reductos las expresiones políticas, culturales y sociales más disonantes. Y hacia allí nos embarcamos con un grupo de locas para sumarnos a “El deleite de los cuerpos”, uno de los festivales que la disidencia sexo afectiva cordobesa sostiene con el cuerpo (y que valga la redundancia) desde hace siete años en medio de una ciudad hostil para quienes ensayan otros modos de vivir y relacionarse. Pero debo ser clara: esta cronista rosarina no puede dar cuenta de las intensísimas cinco semanas que vivieron lxs organizadorxs y asistentes a través de las múltiples y variadas actividades; desde presentaciones de libros, lectura de poesía y obras de teatro con perspectiva feminista hasta las infaltables presentaciones de Susy Shock y Naty Menstrual.

Así que vamos al final. La comitiva marica rosarina desembarcó el viernes en las vísperas de las últimas actividades que eyaculaba el festival. Cansadas pero gozosas, las cordobesas nos recibieron en la plaza San Martín, corazón de la urbe, para poner al aire una nueva emisión de “Mostras de Radio”, un clásico que vibra todos los años bajo el comando indiscutido de Barby Guaman, la “bienvenidora” tucumana, junto a esta servidora. El lugar rebosaba de gente en la hora pico de la siesta, bajo un sol abrasador (con s y no con z), que nos invitaba a ponernos al resguardo de la quemante resolana. Esa tarde se realizaban  las actividades programadas por el 1 de diciembre, Día Mundial de Acción ante el VIH/SIDA. Y sobre eso versaba la edición 2017 del programa, que empezó con algún traspié. ¿Y la conductora? Como corresponde a las divas (y sí, porque disidentes todo lo que quieras, pero divas al fin) la Barby demoraba su llegada a la plaza principal.

Mostras 3
El equipo de “El Deleite de los Cuerpos” refugiado a la sombra del cabildo cordobés durante la emisión de “Mostras de Radio”. 

Mientras tanto, el equipo de “el deleite” ultimaba los detalles del estudio radial a cielo abierto frente al cabildo cordobés, que estaba cercado por disposición del gobierno a raíz de la marcha por Santiago Maldonado y Rafael Nahuel. Con su jujeña paciencia, la Emma conectaba cables y probaba sonido, mientras la Beto –con su estridente cabellera rojiza– junto a César, Pamela, Estefi, Walter e Ivana hacían las veces de productorxs y coordinadoras radiales. El sol era intenso, así que protector solar factor 30 de por medio, y refugiadas bajo un paraguas (porque una sombrilla nos hubiera semejado a la Bristol, viste), empezamos el programa sin la Barby. Puse mi mejor voz de locutora sin carnet y dimos el puntapié inicial justo en el momento en que la Guaman hacía su ingreso triunfal a la plaza escoltada por un grupo de tortas y putxs. Minutos más tarde, la trava se había apoderado de la situación: indignada por el sol corrió las vallas del cabildo (literal) y busco refugio a la sombra del viejo edificio para todo el equipo.

¡Y ahora que sí que fue una fiesta!, parafraseando a la Emma. Con su estilo irreverente y desprejuiciado, la Barby sacó a relucir sus mejores dotes de animadora radial y “bienvenidora” convocando la atención de los transeúntes que posaron su atención de manera intermitente en una tarde que empezaba a despejarse. Durante dos horas, charlaron con las “Mostras” los activistas del VIH Gonzalo Valverde de la RAJAP y Lucas Fauno, Natalia Di Marco, militante feminista por el caso de Dayana Gorosito, y Pamela y Cesar como representantes del grupo organizador. También Peter Pank, que debutante en los escenarios del festival, anticipó la presentación de su libro “Tarzan Boy”. Mención especial para María Eugenia Aravena de AMMAR Córdoba que nos acompañó durante todo el programa y ayudó en las gestiones frente a la Municipalidad para la realización de la radio.

Algo cansados pero con el corazón repleto llegamos al final. Sorteamos las dificultades técnicas y un inesperado corte de energía que nos dejó ¿silenciadas? Nunca. Con micrófono, alta voz, o a grito pelado, las voces disidentes seguirán sonando a como dé lugar en un país que insiste cada vez más en ocultar los reclamos de nuestros cuerpos. Pero como dice la tía Susy “seremos como moscas, seremos” en el trabajo  hormiga de seguir peleando por la nueva ley de VIH, o en la urgente necesidad de la aplicación real y efectiva de la Educación Sexual Integral para que se terminen los femicidios y transfemicidios, en la denuncia de los abusadores y asesinos protegidos por un poder judicial cómplice de los mandatos del patriarcado. Mostras de Radio terminó, pero el deleite siguió a puro festival en la Federación Obrera de Base con presentaciones de Tranki Punki, Peter Pank, Mostro y Mena, Rap Transfeminista y DJ Vualicho en un cierre vibrante y abrazador (ahora sí con Z) del que será necesario escribir otras crónicas para advertir la inmensidad de un proyecto que, como cantaba Zitarrosa, crece desde el pie.

Imágenes: gentileza Beto Canseco y María Eugenia Aravena.

Deja un comentario