La asambletorta usa la tijera y no recorta

Por Male Oneglia /  Informe tijerola: la asamblea lésbica rosarina crece y se multiplica en tiempos donde la organización se hace urgente. Breve historia de un espacio que nació a partir del Encuentro Nacional de Mujeres y se planta desde el feminismo no abolicionista y en favor del aborto seguro, legal y gratuito. 

 

La mesa dulce se agranda y toma diferentes formas, colores y sabores y también, por qué no, un nuevo formato. El 8 de diciembre, en el feriado religioso que marca el calendario como “el día de la virgen”, nos reunimos en aquelarre pagano tortas y mujeres bisexuales para la segunda asamblea abierta de la Mesa de las Tortas.

Este espacio surge en el marco del 31er Encuentro Nacional de Mujeres que se hizo en Rosario en 2016 en el que un grupo de lesbianas y mujeres bisexuales se juntó para armar la marcha y el festival “Orgullosamente torta” – que, dicho sea de paso, este año se repitió en Chaco con el mismo nombre – una actividad paralela que formó parte del cronograma del encuentro y, al ritmo de la fiesta, juntó un mar de mujeres, tortas, travas y bis que, porro y birra en mano, desbordó la plaza.

Pasada la efervescencia pero movilizadas, algunas sueltas o de organizaciones sociales o políticas sumamos nuestras fuerzas torteriles a la recién nacida Mesa de las Tortas para pensar las actividades del 7 de marzo, el día de la visibilidad lésbica, otra gran fiesta con la que llenamos de historietas, música, poesía y, sobre todo, encuentro, las escalinatas del Parque [de] España.

Este año, movidito no sólo a nivel sociopolítico y macrisis, la tortiagenda se nos llenó de actividades. Con la impronta de entablar una política de articulación empezamos a participar, como Mesa, en la Coordi Orgullo, la Multisectorial de Mujeres y a laburar con a las compañeras de Comunidad Trans y así, llevar en conjunto, nuestros reclamos. Porque como para hablar de visibilidad hay que empezar por casa, así que ahí fuimos: marchas, jornadas, encuentros, salidas y talleres con los gremios docentes de la ciudad.

Reuniones regulares, mates y porrones pero con la misma pregunta rondando, cómo sumar a las compañeras que tienen ganas de participar del espacio en el medio del frenesí calendárico y una dinámica social que nos llevaba de una actividad a otra casi compulsivamente? Tras una serie de charlas, faltazos, disputas y discusiones [que, interesantes, no vienen al caso] Voilà! Por qué no tomar formato asambleario?

¿Eh? ¿Y cómo? Funcionar como asamblea implica, básicamente, que nos juntamos las que podemos y queremos en una fecha pactada colectivamente, conversamos y decidimos en ese mismo momento lo que haya que decidir. El cambio sustancial es que ya no se trata de una mesa de articulación entre activistas independientes, organizaciones sociales y políticas [con sus representantes] sino de un espacio horizontal en el que participamos a título personal y todo se resuelve entre quienes estén presentes ese día.

Una cosa importante es que la Mesa de las Tortas – formato asamblea – se asienta sobre tres puntos básicos: es feminista, no-abolicionista y por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito. El espacio está abierto a todas las tortas y mujeres bisexuales que se sientan identificadas no sólo con esas identidades sino que acuerden – o, de mínima, respeten – con estos tres principios de organización.

Y como se ve que nos gusta juntarnos los feriados, la primera asamblea fue el 20 de noviembre, en La Toma – como corresponde –. Nos encontramos unas cincuenta (sí, ¡50!) tortas y mujeres bisexuales a, en principio, conocernos y reconocernos. Entre mates circulando, hablamos de las cosas que nos pasan, de la necesidad de sabernos para las otras y de diferentes problemáticas que nos tocan de cerca, con la propuesta de dividirnos por comisiones de trabajo para poder pensar estrategias colectivas que nos permitan abordar lo charlado y, claro, una fiesta torta en el horizonte porque, si hay algo que nos gusta, es festejarnos…

En medio de la ola de calor y el exilio de la ciudad, propio de un fin de semana largo, volvimos a la carga, la semana pasada, para organizarnos y sentar algunos puntos en la tortiagenda así que, de cara al día de la visibilidad lésbica nos repartimos en 4 comisiones, que tienen por objetivo trabajar en diferentes espacios de la ciudad, articular con múltiples actores sociales – movimientos sociales y políticos, gremios, centros de estudiantes, ONGs, redes de profesionales –, armar spots, hacer talleres de formación y discusión, empezar un registro activo de las cosas que vamos haciendo, t hacer festivales y fiestas. Pusimos algunas fechas de próximos encuentros, abiertos a la participación, así que, las tortas y bis que se quieran sumar, ahora o más adelante, pueden escribir un mensaje a la fan page de la Mesa para que les pasemos la info puntualizada de cada comisión o de los lugares y próximas fechas de reuniones. En principio, nos coordinamos así:

* Formación, martes 19 de diciembre a las 18.30

* Territorio, viernes 22 de diciembre a las 18.00

* Prensa, no tiene reunión próxima prevista

Nos juntamos, nos vemos, nos encontramos porque está bueno, porque es urgente, porque es necesario y porque, como dice una compañera, “la Mesa de las Tortas es rizoma lésbico que crece y se multiplica”, así que te esperamos la próxima o la que viene o la siguiente a esa para, todas juntas, seguir entretejiendo tramas de resistencia y lazos de solidaridad torteriles porque, al decir de Louise Turcotte, “(…) no se trata de reemplazar ‘mujer’ por ‘lesbiana’, sino de utilizar nuestra posición estratégica para destruir el sistema heterosexual”.

Foto: Sole Pellegrini