Cumbre trava/trans: nunca más seremos el cotillón de la fiesta

Por Marlene Wayar / En la previa del Festival de la Diversidad de El Bolsón un grupo de activistas travestis y trans se encontraron para repensar las líneas de acción del colectivo T, con fuertes críticas al movimiento gay-lésbico hegemónico, y bajo una premisa clara: jamás ser las bufonas de la corte tilinga heteroreinante. 

En el 2017 se armó espontáneamente un desayuno Trans, en el marco del Festival de la Diversidad del Bolsón, que fue sumamente fructífero a pesar del apuro, pero como reacción pronta entre las 16 personas T presentes, (hasta el momento éramos un pedido a canto pelado; “¡¿Dónde están?  ¿Quiénes son las travestis del Bolsón?!”) y  por primera vez salía a la luz Azul, primer cumpa trans visible local y era abrazada por sus pares, eso nos dio pié a soñar y planear esta Cumbre Trans/Trava 2018, antes del comienzo oficial del Festi, con vistas a no quedarnos sin posibilidades de participación en las otras actividades y que sea con un viso separatista. Estamos en instancias de un enérgico pararse, sacudirse el polvo y volver a caminar.

Sí, nos hemos caído de bruces las militancias y activismos todxs, muchxs no se han despabiladx aún y por la vergüenza otrxs, ni pretenden darse por enteradxs. Veníamos actuando apoltronadxs en la mullida comodidad del estado de bienestar, unxs financiadxs y otrxs con la posibilidad de una des-institucionalización engañosa, que mamaba de ese bienestar redistribuido y del dinero circulante, que hacía que cualquier persona con un poco de decisión accediera a lo propuesto. Terrible estado de comodidad para los sectores más vulnerables y con mayores y más profundos niveles de exclusión, las travas somos uno de esos últimos orejones del tarro, sin posibilidades de gestión y sin el ejercicio de pensarnos y actuar en medio de una marea hegemónica que te incluye de modo paupérrimo, diría La Berkins: “invitadas sólo como cotillón de fiesta”, ser la bufonada de la corte tilinga heteroreinante.

Raro sitio,  que históricamente hemos ocupado junto a quienes conviven con VIH. Somos el fundamento de la acción financiada y hemos sido también la intersección; somos travas y convivimos con el virus o estamos altamente expuestas a contraerlo, por ese otro gran cruce, ser LA clase pobre de la sigla TTTLGBIQ y el ejercicio prostitutivo. Nunca pensadas portadoras y productoras de saber  para gestionar, dirigir y ejecutar en cargos directivos.

26169537_10213749077016316_4878708198824312151_n

Así nos pasamos un año planeando y gestionando en distintos puntos del país, el viaje propio y ajeno, las más abocadas a ello fueron Azul, oriunda del Bolsón, Michelle Mendoza en Rosario y La Susy Shock, nombres que me animo a expresar por sus características de no estar condicionadas (podría decir que no nombro a otrxs por miedo a olvidarme de alguien, no es así) el condicionamiento es cruel y venimos de un fuerte modo de censura, Lohana Berkins, Diana Sacayán y yo misma, hemos sido prohibidas, no sólo en el escenario de las Marchas del Orgullo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, sino en cualquier actividad formal y encuentro casual del movimiento y hasta sufrieron personas allegadas que se atrevían a nombrarnos.

Si, venimos de una acción Política que en lugar de incidir en sus espacios de pertenencia partidaria se sumó a ellos y sus peores prácticas mafiosas y punteriles, creo es esta LA gran cuestión a subrayar de la Cumbre. No nos interesan los porqué, ni sabemos todos los cómo, pero cada quién tiene algunas estrategias para compartir y replicar que le han dado buenos resultados: la más antigua y aprendida en la prostitución dice, que no hay que ir y ofrecer nada a nadie, hay que estar solo en espera, siempre hay alguien que viene y solicita un servicio y es una entonces quién impone condiciones; si una va y ofrece, se atiene a que sea esa otra parte quién ponga condiciones y estas serán siempre paupérrimas.

Algo que es muy común a lo gay-lésbico; lo gay toma lo que sea, aun cuando sea humillante y en un baño inmundo se arrastra ante lo macho, mientras lo lésbico descansa en lo gay  y arremete rompiendo, acepta la mísera limosna para repartir, pero se queda con todo, que al no ser repartido, no es taaan tan poco. Sino pregúntense por qué la única persona del movimiento con derecho hasta de gritarle a Aníbal Fernández en momentos en que ejercía como Jefe de Gabinete de Ministros fue María Rachid, única con cargo político y acceso al financiamiento directo estatal e internacional, y a bajar el dedo a propuestas democráticas y de consenso general; a desplegar violencia explícita (cuchillo en mano en el INADI contra funcionarios y trabajadorxs) y conseguir que todo un movimiento cierre la boca y se convierta de facto en su cómplice.

Desde ese fracaso del ejercicio democrático venimos y desde allí buscamos reparar, construir e imaginar una acción política Trans-Trava-No-Binaria, que se plantee una agenda común, que reconozca acciones locales y regionales en tiempos de crueldad como el presente. Reconociendo nuestros privilegios, no podemos  dejar de pensar en nuestro inmenso colectivo y su alto porcentaje en situación prostitutiva, que somos la clase pobre de cada región y no nos convence ir primero por los derechos económicos y el capricho del star sistem gay-lésbico. Habitamos territorios violentos, no somos un universal, sino un universo radicalmente diverso, donde tenemos que buscar la paz para el dialogo creativo. Que no es funcional quedarnos con el temor al pasado, la apatía sobre el futuro y el enojo presente de lxs mayores. Indemnizarlas por los Crímenes de Lesa Humanidad cometidos en dictadura y democracia contra ellas es vital para que dejen de ser funcionales a estos bancos mafiosos que les propinan conformismo y limosnas para fundamentar gestión. Crear conciencia sobre lo inconstitucional del accionar represivo hoy del Estado, que vuelve a someternos a sus arbitrios y una sociedad que no ve, no escucha y si lo hace juzga (y comete Crímenes de Odio, con aval de los discursos circulantes, llenos de esos juicios evasivos de la responsabilidad).

Comprendernos en distintos tiempos vitales dónde la juventud tiene necesidades en extremo distintas, hoy tenemos el tesoro de una juventud Trans capacitada y con dinámicas y recorridos institucionales que les somete a otras violencias; ¿qué acarrea la inclusión?, ¿incluirles dónde y en qué condiciones?, novedosas maneras de violencia y pauperización. Nos incluimos en un hetero-winca-patriarcado (le debemos la formula al pueblo Mapuche, en voz de Valeria Silva y en la idea winca –blanco- está implícito lo capitalista) sistema al que los heteros y lo gay-lésbico vienen acostumbrados/as, con relaciones de trabajo que son sádicas, desde los extensos horarios, las remuneraciones de limosna, los transportes inhumanos, el abuso de nuestros tiempos, al punto de expropiar a niñas, niños y adolescentes del cuidado de sus padres y madres, la raquítica responsabilidad social, el deterioro de nuestros lugares de trabajo y un largo etc. resumible en que nos violan cotidianamente y ni las gracias.

Ahí somos invitadxs a incluirnos, con el maltrato de nuestros pares trabajadoras/es que se toman todo un tiempo para saber si pueden compartir el baño y la abrochadora. Incluirnos en un sistema educativo que ni en la ESI nos piensa bien y ni siquiera esa ESI se respeta curricularmente y que somete a toda la infancia a un proceso constante de evaluación cruel, lejos de un acompañamiento para que aborden el mundo y sus relaciones con curiosidad y amorosidad, que al menor movimiento de autonomía patologiza y responde con la psiquiatrización y mamá y papá sin un ápice de sospecha. Incluirnos a ese inmenso fracaso y de un mundo de relaciones cínico, que tiene el tupé de continuar discutiendo sobre barbarie y civilización y por barbarie interpreta toda consideración del otrx.

26220008_10213749073296223_1686383518753224039_n

La emergente necesidad de atender nuestra vejez ¡que la Pacha nos libre y guarde de los depósitos de gerontes pensados por la hetero-maldad!. Poner todo en crisis; nos ofrecen cupo Trans y eso es pobre ¿por qué hay cupo paritario en representación política en sedes legislativas que no nos comprenden? ¿Hombres y mujeres como nuestro presidente y la ministra de seguridad nos van a representar? Nosotrxs estamos pensando un mundo con la pedagogía del amor, miren que distante a tener muertes y desapariciones forzadas.

Nos vamos con el compromiso de ser nudos consientes de mantener la comunicación y la acción conjunta en una red para atrapar, visibilizar y posibilitar sueños. Una red se ha conformado, por iniciativa de Quimey Ramos, desde lo propio, Red de Docentes Trans con vistas a un primer encuentro en este 2018, que dé cuenta del qué le aportamos al aula, a la niñez y a la adolescencia, ¿Cómo llegamos hasta los institutos de formación? ¿Qué precio nos hacen pagar? ¿Cuánto dolor psíquico nos produce? ¿Cómo imaginamos ese trabajo sagrado de la experiencia pedagógica en tensión con la burocracia productiva  hetero-winca-patriarcal?

Hoy fuimos 22 nuditos, gracias a cada quién.

PD: en razón de mucho de esto, nos estamos planteando el término CIS y el fuerte olor a resentimiento implícito en él ¿Está pensado para obturar voces críticas? ¿Cuánto de agradecimiento tenemos con compañeras/os que nos han acompañado hasta dónde estamos y a conquistar lo que hoy tenemos por cuidar? En lo personal tengo un reconocimiento abismalmente diferente de parte de aquello heteroenfuga que me sostiene y lo gay-lésbico (No marica-torta ¡ojo!)  que tan mal me viene tratando.

 Imagen portada: CHeenx
Imágenes cumbre: Azul