Por Martín Paoltroni / Se trata de Adriana Boneto, conocida en la ciudad como “Cuqui”, tenía 45 años y trabajaba cuidando abuelos.  Sus vecinos dieron aviso a la policía después de advertir que la casa se encontraba abierta. También vieron a un hombre escapar con la moto propiedad de la trans.

En la madrugada de hoy una mujer trans fue encontrada muerta en su casa de la localidad santafesina de San José del Rincón. Se trata de Adriana Boneto, conocida como Cuqui, tenía 45 años y trabajaba cuidando personas mayores. En diálogo con La Tetera, Fabián Ramírez de la Agrupación Putos Peronistas, contó que sus vecinos dieron aviso a la policía después de advertir que la casa se encontraba abierta. También vieron escapar a un hombre con la moto propiedad de la mujer trans y el rostro cubierto con el casco. El episodio habría ocurrido a las tres de la mañana.

Ramírez expresó que Cuqui era una persona reservada, y que tenía  muy buena relación con sus vecinos: “No iba a fiestas ni salía a la calle. Trabajaba en un geriátrico privado  y luego empezó a trabajar de forma particular. No se metía con nadie y era muy raro que reciba visitas”, comentó. El asesinato de Cuqui ha generado gran conmoción en la localidad, y según explicó el militante ya se han puesto en contacto con el Intendente de la ciudad Silvio González, así como también con autoridades de la Subsecretaria de Diversidad Sexual de la provincia de Santa Fe.

Por otra parte, según consigna el portal “Aire de Santa Fe”  en declaraciones realizadas por la hermana de Cuqui, el hombre que se dio a la fuga mantenía una relación con Adriana “desde hace poco tiempo”, y  los vecinos testificaron que “la visitaba frecuentemente y siempre llegaba a la vivienda encapuchado o tapando su rostro”. La investigación recayó en la fiscalía a cargo de Ana Laura Gioria quien ya ordenó la autopsia del cuerpo.

Deja un comentario