Un taxi boy, dos amigos, años de calentura acumulada y una excusa para habilitar el deseo y reventar de placer. ¿Quién se atreve a seguir cuestionando el rol de lxs trabajadorxs sexuales? 

 

Es martes y me llega un WhatsApp “¿Podemos hacer el trio el sábado a las 20:30?”. Yo me hago el organizado pero como diría mi madre “para el sábado puedo estar muerta”. Le dije que sí pero que lo volvamos a charlar más cerca de la fecha. El jueves, nuevamente, tuve otro WhatsApp para recordarme que nos vemos el sábado. Obviamente me sentí remilfantástica porque estos chabones seguían con ganas de verme, agendé el encuentro.

Llegó finalmente el sábado y yo estaba cargado de ashé. Sin buscarlo tenía los bolsillos llenos y la pija cansada pero no podía parar porque había acordado el trio para la noche. A media tarde me pasan la dirección de la fiesta y al confirmar les pregunto:

  • ¿Y ustedes… que buscan hacer?”

Me cuenta que son amigos hace 30ypico de años pero que nunca se animaron a hacer nada entre ellos, claramente las ganas estaban latente pero buscaron un taxiboy porque les pareció la mejor opción para lubricar este encuentro.

  • Te pido un favor – me escribe – Yo también quiero estar con él así que fijate en que momento me podes habilitar para que vaya a su cola-.

JANO - AMIGOS 1

Yo no daba más, ya me había visto con 3 clientes durante el día y suponía que el laburo que tenía por delante iba a ser una noche de arduo trabajo pero su relato me pareció entre tierno y bueno, pa que mentirles, un poquito me calentó.  Los años no solo me ponen más puta, sino que también estoy más sensible. Tiré un par de forros en la mochila pensando que si me filmaran este podría ser el nuevo video de Miranda ¡arranqué, a darlo todo meamooor!

No estaría tan mal
probar tu otra mitad.
No me importó si arruinaríamos nuestra amistad,
no me importó ya que más da.

Llegué medio fumado (¿cuándo no?) y en la puerta estaba Pepito esperándome. Él era quien me había estado escribiendo durante la semana. Guardamos la bici, porque yo siempre al top, y subimos al departamento. El ascensor, donde habitualmente charlo de pavadas para que no me toque hasta que pague, se convirtió en un cuartito de confesiones. Me habló de sus miedos y su ansiedad, parecía que la historia de la amistad era verdadera y volvió a insistir en que le dé una mano para cogerse a su amigo.

JANO - AMIGOS 2

Que pin, que pan, al ratito de entrar ya estábamos a los besos en un departamento hermoso con vista al Paraná. El amigo, digámosle José, estaba arrodillado frente al sillón chupándomela. Pepito iba y venía por el departamento, que buscaba agua, que elegía una porno, que buscaba lubricante, vueltasvueltasvueltas. Busco su mirada y cuando encuentro sus ojos me inclino sobre José, que seguía concentrado en su tarea, y le di un chirlo. El mensaje fue claro. Pepito se fue de lengua sobre esas nalgas y poco a poco yo me volví prescindible.

Éramos tan buenos amigos hasta hoy
que yo probé tu desempeño en el amor.

Me aproveché de que habíamos tomando tanto
te fuiste dejando y te agarré.

Los dejé un rato solos con la excusa de ir a elegir otro video, jugué un rato más entre sus pieles pero al rato volví a darles espacio. Todos esos años de calentura acumulada tenían que explotar, llevan más años de conocerse (y quizás desearse) que yo de vida. Pensar que aparecen gilxs que no solo estigmatizan mi laburo sino también a los clientes ¡Que la chupen! No, si la chupa que paguen. Cambio mi bardeo, ¡ojalá nunca la vuelvan a chupar! ¿Bajo qué argumento pretenden decidir sobre el deseo y el placer de estos chabones? Fui la vía por la que transitar este momento, una excusa para que se animen a tocarse, un facilitador y hay quienes insisten en decirme que estoy para más, que no nací para esto.

Ya en mi bici seguía recibiendo mensajes, pero ahora del os dos, agradeciendo el momento. En un waskazo descargaron historias, transformaron su relación, pudieron hacerle caso a sus sentimientos ¿Sabes que, bebe? Quizás yo no sepa para que nací pero me encanta ser gestor de placer.

A pesar de saber que estaba todo mal
Lo continuamos hasta juntos terminar
Cuando caímos en lo que estaba pasando
Te seguí besando y fue

JANO - AMIGOS 3

Ilustración: Franco Rasia

1 Comment

Deja un comentario