Susy Shock: la baguala trans-pirada

Atahualpa Yupanqui decía que “para cantar bagualas no cuenta la voz, solo se necesita poner en la copla todo el corazón”. Y Susy Shock lo sabe muy bien. Sus versos trans –pirados se hacen carne en una revolución parida desde el taco y el canecalón, “lejitos de tanto machazo patriarcal”, con la certeza de saberse intacta frente al desafío de reinventar los color de un arcoíris un tanto desteñido por la burocracia normalizadora del sistema.

“Si puedo abrir un camino, voy a hacerlo”, supo cantar nuestra Susy, aventurera y sudaca, bagualera y travesti, reivindicando el legítimo derecho a ser y sentirnos monstruos liberados de la razón heteronormativa que se erige sobre nuestras cabezas.

Coplera de un nuevo tiempo, Susy Shock desata los nudos de la vieja tradición arraigada en el machismo histórico que sobrevoló las ideologías del cancionero popular, para apropiarse de una cultura que no le es ajena, pero que hasta su llegada no pudo escapar a los cánones identitarios convencionales.

Así se construye su prosa, con gustito a Lohana  y a Tucumán, la tierra de su abuela Rosa, la que supo darle la sentencia que todavía hoy resuena sobre su cuerpo y obra: “Buena vida y poca vergüenza”. Y así desanda los caminos de Latinoamérica, protegida por la luz de la Divina Trans que se materializa en la esperanza del cuerpo travesti que habita el seno de la vida misma.

Una melodía que no distingue fronteras entre el campo y la ciudad, y se reconoce en las intersecciones del deseo que transita sin escrúpulos las formas y los colores para reencontrarse con el aliento que des –trava el miedo y los prejuicios del amor en su estado más puro.

Desafiante y provocadora, Susy se ha transformado en la voz que también resuena sobre los panfletos de la izquierda y el progresismo para recordarles lo mucho que se han demorado en pelear por esa “pueblada trans” que resistió el olvido de los sectores politizados, y hasta de un sector del colectivo  LGTB que relegó la T en beneficio de elitizados grupos de homosexuales.

No basta con leerla. Es necesario escucharla para captar la magnífica trans –misión de energías que se desprenden de su cajita y se mixturan con su voz, en un ritual donde emergen aquellas pasiones desencontradas, con la sensación de saber que es posible cantarle truco al destino y descubrir que la vida no es un cuento, sino un lugar para habitar nuestros deseos olvidados.

El sábado 26 de enero  Susy Shock se presentará en Rosario un show íntimo que tendrá lugar en La Casa de las locas. 
 Diseño de portada: Franco Rasia 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.