VIH: estado de asamblea y preocupación por los recortes

Activistas y organizaciones locales expresaron su preocupación por la faltante de medicamentos a raíz de los recortes presupuestarios en la era Macri. También solicitaron la rehabilitación del comité asesor del ProMuSida en Rosario. 

Por Joaquín Fehr

No es una novedad que las políticas neoliberales del gobierno de Mauricio Macri desataron una de las crisis socio-económicas más grandes de la historia de nuestra democracia. Demostraron ser deliberadamente incapaces en sus políticas económicas e intencionalmente maliciosos en sus políticas públicas, recortando presupuestos en áreas sensibles del Estado.

Hace más de un año que el Ministerio de Salud fue degradado a Secretaría y los problemas en materia de Salud Pública se profundizaron de manera precipitada. La Fundación Grupo Efecto Positivo aseguró que el “recorte presupuestario para la Dirección Nacional de VIH/SIDA (DNS) de este año fue de $1.724 millones”, y frente a esta situación solicitaron un informe oficial sobre el estado actual de las compras, stock y adquisiciones de medicamentos retrovirales. Allí pudieron corroborar que efectivamente hay faltantes en medicación para tratamientos retrovirales: “El análisis de la información arrojó resultados que dan cuenta de la inexistencia de stock de efavirenz y de las combinaciones darunavir/ritonavir y  tenofovir/emtricitabina/efavirenz desde el mes de junio de 2019”, manifestaron. 

Además, en las últimas semanas se conoció la noticia de que no habrá reactivos para realizar estudios de carga viral y pruebas de detección ni tampoco leche maternizada. La Fundación Huésped hizo la denuncia: «Por cuatro meses no vamos a poder conocer si las personas con VIH tienen o no carga viral indetectable, además de saber si eventualmente o no pueden transmitir el virus, no vamos a poder saber si la medicación que están tomando está logrando el efecto buscado de disminuir el virus en sangre«, expresó Leandro Cahn, director ejecutivo de la entidad.

El 6 de septiembre, la Mesa Positiva Rosario convocó a la primera reunión con el objetivo de rehabilitar el Comité Asesor del Programa Municipal de Sida (ProMuSida) cuyo director, Damián Lavarello, lleva más de 20 años en el cargo. Dicho encuentro es el fruto de dos primeras asambleas organizadas con el fin de encontrarse con otras organizaciones que trabajan en materia de VIH, en la que participaron activistas, militantes y personas que viven con el virus. 

En la primera asamblea, se planteó la necesidad de reactivar el Comité Asesor del ProMuSida

En la misma se puso de manifiesto lo complejo de la situación actual: preocupa la falta de medicamentos, los cambios de esquemas sin previo aviso y la violencia institucional sobre las personas seropositivas cuando van a retirar su medicación: “Nos engañaron mucho con el tema del cambio de medicación, porque estuvieron diciendo que hacían el cambio y que no iba a haber ningún efecto colateral. Nos decían que no había Darunavir, que no se sabía cuándo iba haber de nuevo y la gente estaba con la incertidumbre de saber cuándo iba a tener su medicación. Además, ibas a la farmacia y te daban otra cosa, entonces eso no puede pasar” , aseguró Alcira González, presidente de la Asociación Civil VOX y activista del VIH.

El malestar entre las personas seropositivas y ONG’s frente al contexto actual es tan inmenso que además de la necesidad de organizarse por la urgencia en la falta de medicación, comenzaron a interrogarse por la falta de respuestas concretas por parte de los funcionarios estatales y la forma en las que se desarrollan las políticas públicas orientadas al sector: “Hubo faltantes en el 2001, fue un momento muy crítico, pero nunca cambiaron los esquemas. Esto es una falta de respeto muy grande hacia las personas con VIH porque no están respondiendo como debieran” , aseguró González.

El ProMuSida fue creado por ordenanza municipal y en la misma se detalla la conformación de un comité asesor que hace años está desarticulado y sin funcionar. Además contiene un artículo donde establece la firma de convenios con ONG’s.  En este sentido, lxs integrantes de la Mesa Positiva manifiestaron la necesidad de conocer qué se hace con ese dinero, y reclamaron más información acerca de las tareas que llevan adelante: “A nosotros nos interesan las vidas con VIH  y las políticas que garanticen la calidad de vida de las personas positivas. Creemos en la importancia de tener una agenda política y de pensar utópicamente más allá de que suene lejano. Queremos disputar la producción local de medicamentos, disputar un estado de revisión de las leyes de manera permanente y participar en el diseño de políticas públicas”, concluyó Fede Abib, desde la  Mesa Positiva. 


		

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top