Comedor trans: la militancia y el abandono del socialismo

El lunes organizaciones de la diversidad sexual se manifestaron frente al Ministerio de Desarrollo Social frente al cierre del espacio. En esta nota, la dirigente travesti Michelle Mendoza denuncia publicamente el vaciamiento del centro de día, asegura que se sostiene gracias a la militancia travesti-trans y que fue utilizado políticamente para el crecimiento de una ONG. 

Por Michelle Mendoza

Cuando el macrismo consiguió acceder al gobierno nacional, el contexto político y económico del país dejó por fuera a las poblaciones más relegadas. Durante ese proceso en Santa Fe se creó la Subsecretaría de Diversidad Sexual. En los primeros meses de gestión Esteban Paulón, el subsecretario, intentó acercarse a las organizaciones que militan desde la diversidad/disidencia sexual a través de proyectos y promesas. Muy pocas (o casi ninguna) fue cumplida. 

Una de estas fue el centro de día trans. Este espacio era un reclamo de la militancia. La idea original era que  allí funcionara un equipo interdisciplinario que pudiese realizar un abordaje integral a las demandas de los sectores más vulnerados. Pero este equipo era compartido con la Subsecretaría en forma desigual ya que las obligaciones que lxs profesionales tenían con la dependencia requerían de casi todo su tiempo y terminaban no asistiendo al centro de día. 

Aún así, algunas organizaciones y compañeras travestis/trans acompañamos desde una crítica constructiva este espacio, apostando a que los errores se vayan corrigiendo. Durante este proceso,  tuvimos que pedir que se mejore la calidad de la comida, pedir que se sirva todos los días y no solo 3 como se planteaba en un principio y también logramos que se sume la municipalidad para acompañar algunas situaciones específicas que requerían de su intervención. 

El Centro de Día tuvo una construcción colectiva de la que fuimos parte hasta que en el 2019, tras los resultados electorales y el inminente cambio del gobierno provincial, se lo dejó de nombrar como parte del Estado. Con dolor vimos cómo fue disminuyendo el acompañamiento estatal, y pasaron a nombrarlo como parte de una ONG que es parte de la Federación LGTB, organización fundada por el actual Subsecretario de Diversidad provincial. De un día para otro pusieron un banner de la Federación LGTB y las situaciones que se venían acompañando (y que tenían meses de trabajo) comenzaron a desatenderse. Dejó de ser un lugar de contención y quedó prácticamente vacío, sostenido solamente por las compañeras travestis que trabajaban allí. 

Destaco que esto lo hacian como un acto de solidaridad porque más allá de sus salarios precarizados, sostenían acompañamientos, exponiéndose a situaciones violentas y siendo ellas las que ponían la cara y el cuerpo ante los reclamos que debían dirigirse al Estado.

La semana del 18 de noviembre me llamaron algunas compañeras desesperadas porque se enteraron que en el Centro de Día iban a dejar de dar comida en una semana. Dicho y hecho.

Entendemos que la desfinanciación y vaciamiento de las políticas públicas para la población travesti/trans es una decisión que tomó el gobierno socialista ya que mientras el gobernador Miguel Lifschitz aparecía en los medios informando que promulgaba el cupo laboral trans provincial, derecho conquistado por la lucha de las organizaciones LGTB, a nivel municipal nos comunicaban que este año no se va a respetar la ordenanza de cupo laboral trans, es decir, que no van a ingresar las 5 personas correspondientes a este año. A nivel provincial el socialismo promete que en los próximos años, donde no van a gobernar, se contratarán personas travestis/trans pero niegan la posibilidad de aplicar la ordenanza ya aprobada hace años.

En el mismo sentido, podemos marcar también un desfinanciamiento en el área salud. Durante el 2019 se realizaron la mitad de operaciones que en el 2018. Por ejemplo, en el hospital Eva Perón se realizó una sola vaginoplastia. Las personas trans que querían operarse debía anotarse y quedaba en una lista de espera donde, hasta el año pasado, el cirujano mandaba a lxs compañerxs a hablar con representantes del partido socialista para acceder a la misma. Nunca pudieron explicarnos porque algunxs compañerxs eran operadxs en 3 meses y otrxs siguen esperando después de haberlo solicitado hace 5 años.

Queremos denunciar que tanto cupo, el centro de día y las operaciones fueron utilizadas marketineramente, como nos tienen acostumbradas. En los medios nacionales aparecen funcionarios provinciales contando logros financiados con fondos públicos como si hubiesen sido llevado adelante por sus organizaciones. También quiero resaltar que la Federación Argentina LGTB en el 2016 prácticamente no tenía desarrollo dentro de nuestra provincia mientras que 3 años después, y con dinero de lxs contribuyentes, financiaron su desarrollo ¿como puede ser que en tan poco tiempo estén en todos lados siendo que antes ni existían? 

En estos años jugaron con la necesidad de lxs compañerxs, dando respuestas a corto plazo. Cuando se les acercaba compañeras con situaciones de emergencia solo se les brindaba una ayuda económica sin buscar una resolución integral del problema planteado. Esto derivó en que hoy les travesti/trans, siendo la población más vulnerada, se encuentra en una situación crítica ya que varias compañeras en situación de calle pagan sus alquileres con becas de estudio. Durante los años anteriores, para esta época donde terminan todos los programas, se realizaba una planificación para cubrir las necesidades habitacionales en enero/febrero/marzo entendiendo que es la única forma de subsistencia de muchas compañeras. 

Este año no lo hicieron a sabiendas que hay un proceso de transición. Según dichos del Subsecretario, como de algunes  funcionaries, al igual que Macri, dicen que esto será responsabilidad de la nueva gestión. Utilizan una vez más a las compañeras travestis/trans. Dejan un problema en puerta al que ya se venían anticipando y que podría resolverse con solo poner buena voluntad. Si Esteban Paulón pensara en las personas para las que debe gestionar y no en quién va a reemplazarlo, debería seguir bregando por el bienestar del colectivo LGTB. Yo me vuelvo a hacer la misma pregunta que tengo dando vuelta hace tiempo: ¿para quien gestionó Esteban Paulón durante todos estos años? 

Imágenes gentileza: Redacción Rosario /Dante Basso 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top