Gemma Rizzo Ríos: la payasa travesti que «no necesita espejos»

La multifacética actriz y docente conurbana estrenó nuevo video-poesía, inspirado en un poema de su último libro «El veneno de estas guachitas» , publicado por Editorial Mutanta. En este plano corto de #MaricaConPluma, descubrí a nuestra clown sudaca que evoca a la Batato Barea y revive en su arte la potencia disidente de los mejores años de la resistencia cultural.

Por Juan Pablo Di Lenarda Pierini

Nació en una primavera en Morón. Vivió y se crió en Barrio Luna, Hurlingham. Hasta la actualidad nunca se ha podido ir del todo de ese municipio chico. Una angustia nostálgica fue el motor que la llevó a los 11 años a hacer teatro en un centro cultural. Ahí conoció la técnica del clown que atravesó gran parte de su personalidad. Estudió el Profesorado de Teatro de Moron. Eligió hacer territorio. Trabaja como docente de teatro/ clown en secundarias estatales y en un Centro de día.

Participa de grupos teatrales autogestivos como Mujeres Quemando, Carmelitas Clown, Glitter Barrior, Las noches sin Lluvias/No serás Luna. Actualmente funciona arriba de su casa una sala de teatro autogestiva llamada “La batato” en memoria a la clown-Travesti- literaria. “Vida de actriz” escribió en su espejo para leerlo todos sus días. Dice y aclara que no es poeta.

Ilustración portada: Carla Leonardi 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top